Conversatorio Virtual de Ahorro y Crédito de Fecolfin N° 39

“Como directivos, tenemos que mirar hacia el interior de nuestras cooperativas para una mayor incidencia social. Trabajar estratégicamente la data de nuestros asociados, la mayoría no tiene créditos con la cooperativa, y diversificar la cartera, más del 75% sigue en consumo. Hay que mirar hacia el microcrédito, al campo, a la vivienda, colocar a largo plazo”. Con estas reflexiones Enrique Valderrama Jaramillo, presidente ejecutivo de Fecolfín, dio apertura al conversatorio virtual de ahorro y crédito No. 39 en el que se presentó y analizó el balance de las cooperativas de ahorro y crédito a junio 30 de 2021 el pasado 19 de agosto con más de 200 personas conectadas.

Y así lo ratificó la conferencista Beatriz López a lo largo de su disertación en la jornada. Aseguró que a junio 30 las cooperativas de ahorro y crédito presentaron una leve mejoría frente a igual periodo de 2020, en parte por la disminución en los costos financieros, y que la liquidez continuó tan alta, que representó el 20% del total del activo que cerró con $17,6 BB.

Luego de explicar las diferentes cifras dejó, entre otras, las siguientes recomendaciones:

  • Si bien se ha logrado mantener un crecimiento de la base social, el segundo semestre se debe enfocar en el establecimiento de estrategias que permitan dinamizar la colocación, ya que la cartera, con mejores comportamientos respecto al 2020 aún tiene un crecimiento mucho menor que el presentado en el sector financiero y no guarda el mismo dinamismo que el crecimiento de los ahorros.
  • Se debe revisar la estructura de la actividad financiera, ya que se continúa con un mayor dinamismo en la captación que en la colocación sin ajustes en la estructura de plazos y tasas.
  • Las políticas de protección del activo se deben revisar nuevamente (cobertura de la cartera vencida) buscando niveles superiores al 100, porque dentro de poco se iniciará la aplicación de los modelos de pérdidas esperadas, que tendrán impactos en los resultados.
  • Revisar la estructura de gastos, ya que el dinamismo de los ingresos no guarda relación con los crecimientos de los gastos generales.

El balance
Beatriz López explicó que, de acuerdo con algunos expertos, los efectos de los bloqueos, las restricciones adoptadas por las nuevas cepas del virus, la reapertura del comercio y la propuesta de una nueva reforma, tendrán impactos en el desarrollo económico del país generando oportunidades a una economía que está más adaptada para operar en medio de la pandemia, el avance reciente del virus no ha afectado la movilidad, la demanda o el desempeño sectorial, entre otras.

Así mismo, compartió los ajustes que el grupo de investigación de Corficolombia realizó a las proyecciones.

Explicó que, en el primer semestre de 2.021, los activos cerraron en $17,6 BB, con un crecimiento neto de $870 mil millones y las cuentas con mayor crecimiento fueron el disponible y las cuentas por cobrar.

Los recursos de los Activos líquidos netos cubren el 27% del total de los depósitos y el 28% de los ahorros a corto plazo ($8,6 billones), lo que evidencia un respaldo en caso de fluctuaciones en la permanencia de los ahorros en el sector.

El rubro que más impactó el resultado corresponde al deterioro de la cartera, con un crecimiento neto anual de 24% ($39 mil millones). Los ingresos incrementaron un 3% neto anual, pero a su juicio, no guardan proporción con el de los gastos generales (7%) y con los otros gastos no operacionales. con un neto anual del 20%.

La cartera por su parte, continúa perdiendo participación en el activo, bajando un 4% respecto a diciembre del 2019, mientras que los depósitos representan el 90% de los activos, producto de la contracción de las obligaciones financieras.

En cuanto al total de los depósitos, el ahorro a corto plazo tiene una participación del 88,5% y el ahorro a largo plazo solo del 11,5%.

Y Pese a la alta liquidez que presenta el sector, los depósitos a corto plazo registraron un crecimiento, desplazando el ahorro a corto plazo ya en un 2% en el último año.

Solo el 9% del total de los depósitos tienen un vencimiento superior a los 18 meses.

La cartera productiva registra un crecimiento en el semestre de $430 mm, que corresponde a un 3%, mientras que la cartera vencida presenta un crecimiento neto en el semestre de $78,4 mm (9%).

Durante el primer semestre, se presenta un crecimiento neto de asociados de 30.578 superando lo sucedido en el primer semestre del 2020 (1950) lo que representa la confianza que hay en las cooperativas de ahorro y crédito.